Te almo

Por José Ignacio Mena

17/03/2015

TeAlmoCuando empecé a pensarte y escribirte solo obtenía manchas de tinta, salpicaduras y tachones hasta que afiné mi pluma, la hice sonar en el tono de tus susurros y el calor de tus labios, entonces, solo entonces dejó de escribir mi mano al dictado de la razón y lo hizo al del corazón.

Me inventé un verbo y escribí “te almo” porque es como el amor pero sentido. Es una palabra que no se dice sin querer ni por inercia ni por costumbre; te almo.

Estoy aprendiendo a pensar despacio, porque normalmente voy por delante del pensamiento y normalmente yerro el tiro. Ahora todo pasa y luego lo pienso, así puedo estar almándote todo el tiempo, cuando tú haces y yo te voy viendo y despacio te voy sintiendo.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

*