¡Qué dura la profesión de jurado!

Por José Ignacio Mena

06/01/2015

Alfonso Egea Fernando CanetYa es incómodo lo de la cata a ciegas, pero más lo de que tuviera que ser de pie y sin manos. Qué decir tiene la complejidad del sistema de puntuación en esas maquinitas pequeñas electrónicas… (Alfonso Egea y Fernando Canet dan fe de ello en esta imagen)

Ahora en serio.
Gracias a Fernando Canet por invitarme a un evento de esta categoría, rodeado de profesionales del paladar. Probamos 13 roscones artesanos, los finalistas de una selección previa de hornos de la provincia de Alicante, algunos varias veces para poder sacarles esa mínima diferencia que hacía aventajar a unos sobre los otros. Yo que no soy profesional de esto, supongo que representaba a la gente corriente, aprendí de masas madre, fermentación, texturas, tiempos de cocción, y más términos que ya he olvidado.
Al final, de una entretenida cata se llevó la palma un magnifico roscón de “Sussu de Alicante” aunque a mí, a la gente corriente, y no sé si puedo decir esto o es secreto de sumario, me cautivó el de la Pasteleria Crujiente de Redovan” sabía y parecía un roscón de los de mi siempre.

Lo mejor, y eso no se puede comprar en las pastelerías: la buena gente y el buen ambiente de la jornada. Y lo que fue primero, que yo relato al fin, la impresionante comida que precedió a la valoración de los roscones en “Las nanas de la cebolla” de Orihuela, elaborada por Tony Pérez Marcos.
Un placer.

DSC_0199 DSC_0200 DSC_0202 DSC_0205 DSC_0206 DSC_0207 IMG-20150104-WA0038 IMG-20150106-WA0000DSC_0183

 

IMG-20150106-WA0001

 

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

*