La vida mide lo que alcanza a tocar la mano, a escuchar el oído, a gritar la voz y a otear la mirada. Eso es todo.

Por José Ignacio Mena

26/02/2015

Lo que mide la vidaLa vida mide lo que alcanza a tocar la mano, a escuchar el oído, a gritar la voz y a otear la mirada. Eso es todo.

Lo que está fuera de nuestro alcance no existe, no existe hasta que alguien lo relata y acerca a nuestros sentidos. En ese momento, «un relato» pasa a ser parte de nuestra vida. Nada de lo que pasó existe hasta que no lo recordamos y lo que recordamos es un pensamiento no un hecho. Igualmente nada de lo que vendrá es parte de la vida hasta que no lo vivamos, de momento es solo una idea, una suposición. Por esto me gusta decir que la vida no es un camino, no es un espacio infinito aunque en nuestra mente creemos un mundo sin fronteras, la vida es un espacio finito y un instante; aquí y ahora.

Si por ejemplo hablo de Sedna, para muchos no existía en sus vidas hasta hoy, salvo que supieras que se trata del cuerpo celeste más lejano, sin contar los cometas, que orbita el sol; no existía en tu vida, no era vida. Un señor de Daca, capital de Bangladesh, ha sufrido una complicada rotura de tibia y peroné al tropezar en un escalón. Este caso podía haber pasado desapercibido en tu vida, tanto como el nacimiento y muerte de millones de individuos que pasan por el planeta y que no forman parte de tu vida. Por lo tanto no existen.

Cuando mueras, la vida cesará universalmente, como empezó el día que naciste. Si no hay pensamiento, si no hay consciencia no existe la vida.

Estoy seguro que esto no será comprensible para muchos, que otros no estarán de acuerdo conmigo y que alguien me tachará de loco, pero no me importa, no lo pretendo, esto es si a caso, una idea para la reflexión.

Cuando entendemos esto, se hace más fácil sentir la felicidad, la ponemos a nuestro alcance. Podemos entender sin peros, el poder que tenemos para interpretarla, y cómo la interpretación, que debería ser un acto de libertad absoluta y honesta, nos permite ser siempre felices.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

*