Infinito

Por José Ignacio Mena

26/01/2016

infinitoEL universo es sólo tan grande como somos capaces de imaginar.

El infinito crece a medida que lo vamos tocando.

De hecho creo que no existe hasta que pensamos o trabajamos sobre ello. Como ya apunté en un pensamiento anterior, cuando nacemos vamos creando el universo a modo de génesis, y de la misma forma, el universo se va expandiendo a medida que aumenta nuestro conocimiento de las cosas, a medida que nuestra imaginación crea algo nuevo, tangible o intangible, más lejos o más grande. El infinito es un concepto que se expande conforme pensamos en él; imagina un números con muchísimos dígitos, uno de esos que no podemos ni leer, y ahora ponle más números y sigue escribiendo en folios y folios, en paquetes de folios, en millones de bobinas de papeles de centenares de fábricas, con millones de bolígrafos a la vez o con el ordenador más potente del mundo escribiendo números y más número y para acelerar el proceso lo vas multiplicando por sí mismo… el infinito se va creando conforme consigues imaginarlo, igual pasa con el universo, cuando nacemos no es más grande que unos pocos metros de nuestro alrededor que va creciendo conforme descubres la habitación en la que vives, la ciudad, el cielo, la luna y si te apasionas por la astronomía, las estrellas, los planetas, asteroides, cometas, galaxias, nebulosas, cuásares, la radiación de fondo…

El infinito es una opción de la vida misma para no tropezar con un muro infranqueable, en él siempre hay sitio para una nueva idea, una inteligente teoría, el ansia de conocer, la razón de la curiosidad, el maná del conocimiento.

Einstein imaginó un universo infinito y curvo, de tal forma que si viajamos en “línea recta” por el espacio, volveremos al punto de partida. Cuando se da esta posibilidad, y así se crea en la mente del que la piensa, aparecen dimensiones paralelas, quizá infinitas, que pueden contener otros universos infinitos y curvos sin dar tregua a la imaginación creando infinitos más grandes y más lejanos. En esencia, en el pensamiento de la eternidad, la inmortalidad y el infinito está el propio poder de la creación.

Deja un comentario

*