Con contundencia

Por José Ignacio Mena

26/05/2016

Para cada certeza tengo mil dudas nuevas. Esto es parte de la esencia de la vida, parte del infinito.

De momento, la vida va siendo exactamente como es. Si anduviéramos por otro camino, este sería el otro camino.

Para aprender de los errores hay que cometerlos. Que desilusión de vida si todo lo hiciéramos bien y todo anduviera bien

Los juicios y los prejuicios cambian la perspectiva, no los hechos. Nada está bien ni mal de por sí hasta que lo juzgamos.

Cada juicio dice mucho de ti y nada del otro. A cada juicio le aplicas tus conocimientos, no los de otro.

Juzgas y prejuzgas al día más veces de las que crees. Presta atención y verás.

Nacemos vacíos y nos vamos llenando de mierda. Si fuéramos mejorando, la humanidad hace tiempo que sería feliz.

Cada día tolero peor la intolerancia. La ofuscación como hábito. Creo que hay quienes tienen un tope en el pensamiento.

Mi silencio no te da la razón. Para combatir a los  enfermos de cerrazón.

El universo no te necesita, no sabe ni siquiera que existes. Pero tú sí sabes de la inmensidad del universo.

No te tomes la vida en serio, ¿para qué? Es inútil y te vas a enfadar.

No te puedo mostrar mis conclusiones si no conoces mi camino. Contienen toda una vida de conclusiones provenientes de otras anteriores.

Nacer no lleva implícita la muerte. Nacemos para siempre y en la vida no cabe la muerte.

Creemos en lo que queremos creer. La tierra fue plana hasta el siglo III a.C. Ahora es esférica; ya veremos por cuánto tiempo.

Deja un comentario

*